Llega el momento de cambiar el armario. El de la ropa y el del maquillaje. Al tiempo que elegimos unas bases de maquillaje más cubrientes y vamos prescindiendo de tonos ácidos y el brilli-brilli en general, recopilamos con qué nos pintaremos las uñas cuando llegue el frío.

Si bien hay cambios en los diferentes formatos del nail art, el estilo de uñas sigue más o menos como en verano.

SIN TÉRMINO MEDIO

Para empezar, en forma y longitud, olvida el término medio. Se llevan infinitas, puntiagudas y cuajadas de adornos, al estilo de la cantante Rosalía o cuadradas, cortísimas y en colores discretos. 

Cuando decimos colores discretos, no nos referimos al nude. Al menos, no solo al nude, sino la gama del greige, el piedra, el verde, el granate. 

Por otro lado, los adornos cada vez son más preciosistas y la noche se vive con sus dos claros protagonistas: el rojo y el negro (del que dicen que es el nuevo rojo). Cuando decimos negro, decimos todos los tonos oscuros de base negra, tan oscuros que son casi negros. Granate, azul noche, verde botella…

Desgranemos una a una las tendencias en uñas para la temporada que viene. Y recuerda que, si te apetece probar alguna, puedes recurrir a nuestros profesionales de la manicura a domicilio:

Perlas y cristales

El nail art vive una segunda oleada trendy. Perlas sobre bases ultra brillantes en transparente, en azul eléctrico y otros tonos. Varias piezas, repartidas sin orden ni concierto sobre las uñas. También en versión minimalista con una sola perlita en una esquina o, al contrario, cuajadas de mini cristales y esferitas brillantes, como una especie de caviar super shiny.

La nueva francesa

Olvida el blanco y el porcelana. También olvida el hecho de que antes la francesa llevaba la línea en el borde de la uña. Este otoño verás combinaciones de francesa en rojo y oro (como en el desfile de Leonard Paris) o marrón y oro (como en Staud). 

También la verás con la línea de color en la media luna, en lugar de en la punta.

Otro adornismo ilustrado

Son tendencia los colores brillantes distribuidos en patrones degradados o tye-dye de varios tonos. A veces, complementarios, a veces opuestos, a veces en una misma gama.También se lleva pegar pegatinas de letras, objetos como mariposas, incluso muñequitos y otros objetos de la iconografía kawai.

Geometrías

Se lleva también jugar al orden y, si bien en la tendencia anterior hablamos de coger colores y mezclarlos en efecto marmolado, aquí se trata de dibujar preciosos trazos y perfectas geometrías jugando con un tono o dos de esmalte. 

¡Venga purpurina!

Nos encanta como tendencia porque es la salvavidas de las uñas sin arreglar. Cuando una manicura está un poco desgastada, aplica una capa de esmalte transparente con purpurina o pinta las puntas con purpurina y la verás revivir. Nos han gustado las de Kate Spade y Tibi.

Si quieres un servicio profesional de manicura a domicilio puedes contratarlo con Styleprivé de manera online aquí.