Look del desfile de Michael Kors Spring-Summer 2019 (FOTO vía 100management.ch)

No lo retrases más; hasta que lleguen las vacaciones de verano, y mientras dure la temporada de bodas, bautizos y comuniones, deberás fingir el bronceado.

No merece la pena repetir los errores de la juventud e intentar atrapar el sol a marchas forzadas. Ya ha quedado más que claro que es imposible broncearse de un día para otro sin quemarse.

Dado que la salud de la piel es prioridad, pero también sabemos que un punto de color hace que la ropa siente mejor, te queremos transmitir los consejos de los que más saben, para conseguir un bonito bronceado sin poner en riesgo tu piel.

El secreto se llama autobronceador. Un producto que, pese a llevar treinta años en el mercado, todavía tiene secretos para la mayoría de las personas. De su correcta aplicación depende que sea un éxito o un rotundo fracaso.

Piel preparada para el color

Si durante el invierno has seguido una buena rutina de exfoliación e hidratación, tu piel estará en posición de revista, aunque luzca blanca como la nieve.

El objetivo es conseguir una piel color miel. Existen autobroceadores de cara y de cuerpo, aunque muchos de ellos, como las toallitas, sirven para ambas zonas.

Para empezar, conviene saber por qué el autobronceador colorea la piel. De esa forma, se comprende mejor cómo se usa y cómo no.

El autobronceador contiene una sustancia llamada dihidroxiacetona (DHA) que, en contacto con el aire y al unirse a los aminoácidos de la epidermis, logra oscurecer la capa más superficie de la piel.

Esta reacción no afecta al sistema de producción de la melanina, es decir, no hace que te pongas morena, sino que tiñe la capa externa de tu piel y ese efecto dura unos cuatro o cinco días, precisamente por el proceso natural de descamación de la piel con el que vas eliminando las capas superficiales.

Que ese color suba más o menos depende del producto pero también de tu piel. Que sea más grasa, por ejemplo, hace que se coloree menos.

Nueve consejos para un autobronceado sin ronchones que te damos desde Styleprivé:

  1. El día antes, exfolia tu piel, insistiendo en las zonas más rugosas (codos, rodillas y talones), donde suele acumularse el color.
  2. El día que vayas a aplicarlo, no te pongas body milk.
  3. Al aplicar el autobronceador, hazlo por cuidado y sin olvidar ninguna zona
  4. Lo más cómodo es aplicar el producto directamente sobre la piel y extenderlo, evitando antebrazos, palmas de las manos y plantas de los pies.
  5. Empieza por los pies para ir subiendo sin estropear lo que llevas ya aplicado.
  6. Hay que respetar al menos una hora antes de bañarse.
  7. Después de aplicar el autobronceador en las piernas tampoco debes sentarte.
  8. Si está muy ligero, repite la operación tres horas después para acentuarlo o cada dos días para mantenerlo.
  9. Si te pasaste con el color, sólo te queda esperar hasta que la piel comience a renovarse, aunque puedes acelerar el proceso con la ayuda de una exfoliante.

TRUCO STYLEPRIVÉ: Ponte unos guantes finos de látex de los que usan los médicos. Además de deslizar mejor las manos por la piel, se reparte el autobronceador de manera más fácil y homogénea.

¡Atención! Es muy importante lavarse muy bien las manos con agua caliente y jabón, insistiendo en las uñas, para impedir que se coloreen también. Eso sí, hay que tener en cuenta el dorso, que no puede quedar blanco.

Para ello, reserva una pequeña cantidad encima de la muñeca izquierda. Con el dorso de la mano derecha recoge el pegote de crema y extiéndelo rozando el dorso contra dorso, con los dedos juntos.

RECOMENDACIONES STYLEPRIVÉ:

En formato agua

ST. TROPEZ Self Tan Purity Water Gel (47€ / 200 ml)

Proporciona un brillo dorado medio y de aspecto natural en solo 3 horas. Aroma tropical y hasta 72 horas de hidratación gracias a activos naturales y ácido hialurónico para rellenar, regenerar y proteger la piel.

Puro lujo

LA MER The gradual tan face and body lotion (85€ / 200 ml.)

Brilla sin necesidad de tomar el sol con esta loción autobronceadora sin dejar marcas en la piel. De absorción rápida para un aumento uniforme y de aspecto natural de luminosidad.

Para pieles claras

MÁDARA Fake it Milk (27,70€)

Es un producto para embellecer la piel. Su aplicación es muy sencilla y no deja manchas ni marcas. Ideal para todo tipo de piel, incluidas las más claritas. El acabado es muy sutil y de tono dorado.

De farmacia

BIODERMA Photoderm autobronzant (18,95€ / 150ml)

Bruma autobronceadora que no necesita extenderse y deja un bronceado 100% natural.  En farmacias de toda España y en parafarmacias de El Corte Inglés.

En espuma

COMODYNES Self-tanning Natural & Uniform body color (18€)

Mousse autobronceadora suave, esponjosa, y ligera que proporciona un bronceado dorado natural y uniforme a partir de las 3 horas de su aplicación.

Para cara y cuerpo

NUXE Autobronceador Hidratante Sublimador (22,90€ / 100 ml)

Lleva DHA y la eritrulosa, dos azúcares que actúan conjuntamente, en solo dos horas, para un tono dorado natural y uniforme de acabado satinado.