FOTO: Félice Headwear

 

El pasado 4 de febrero fue el Día Mundial contra el Cáncer. Desde Styleprivé mandamos ánimos y mimos a todas las mujeres que estén bajo tratamiento oncológico.

Para que se sientan acompañadas en su día a día, y porque aquí sabemos de belleza, hemos seleccionamos los mejores consejos para cuidar una piel que está pasando por un proceso oncológico.

Aunque el médico y las enfermeras son las personas adecuadas para pautar cualquier cambio de rutina, incluida la del cuidado de la piel, podemos poner un granito de arena explicando qué le está pasando a esta piel y cómo es mejor cuidarla.

Para empezar, una piel de una paciente con cáncer es una piel en crisis. Los pacientes oncológicos sometidos a tratamiento presentan afectación de la piel y los anejos cutáneos (uñas, cabello, pestañas). La piel se encuentra híper-sensibilizada, en ocasiones dolorida, enrojecida y muy muy seca, además de vulnerable al roce y sensibilizada frente al sol.

Por todo ello, necesita productos específicos que la cuiden y alivien, aportando todo lo que necesita y esquivando todo aquello que no le conviene.

¿Qué cambios sufre una piel que está en tratamiento contra el cáncer?

Sandra Burgos, Directora de Formación de Clinique lo explica: “Durante los tratamientos oncológicos, la piel se ve sometida a diferentes cambios y son varios los efectos que pueden producirse en ella, ya que múltiples cambios tienen lugar en las células del cuerpo, incluidas las de la piel. Estos efectos pueden traducirse en una mayor sequedad, aparición de rojeces, manchas e irritaciones cutáneas y mayor sensibilidad y reactividad en la piel. Es necesario evitar cualquier riesgo de irritación y hay que tener especial cuidado con la piel ya que es cuando más frágil se encuentra. Se han de utilizar productos que no contengan alcohol (perfumes, desodorantes…) para reducir al mínimo la sequedad y evitar irritaciones”.

¿Cómo se debe tratar este tipo de piel?

Hemely Varela, Directora de Formación de Darphin declara: “La piel es  el órgano más extenso del cuerpo humano y tiene múltiples de funciones, entre ellas una función social. Aunque los paciente se encuentren bajo tratamientos invasivos y agresivos para el organismo, desean tener un aspecto sano y saludable de su piel. La pieles sometidas a este tratamiento suelen estresarse, tener resequedad, mayor sensibilidad inclusive picor y dolor.  Para mejorar los efectos negativos, recomendamos: hidratar, nutrir, calmar y proteger la piel”.

10 consejos de belleza para una paciente de oncología:

1-La limpieza de la piel, tanto facial como corporal, se aconseja hacerla con agua templada y jabones suaves. En general, los cosméticos deben ser sin alcohol, sin perfumes y sin sulfatos durante el tratamiento y los meses posteriores.

2-Al limpiar y secar, no frotar con la toalla.

3-Mejor una ducha corta que un baño prolongado.

4-No conviene hacer limpiezas de cutis con vapor o extracción y está totalmente desaconsejado cualquier tipo de producto exfoliante, tanto facial como corporal.

5-Hay que hidratar la piel porque la barrera protectora de la piel está desequilibrada por la sequedad, lo que provoca irritaciones y sensación de picor.

6-La piel ha de estar protegida contra el sol todos los días, incluso los nublados. Los pacientes de oncología deben usar filtros solares físicos (también conocidos como minerales) de amplio espectro y SPF 50.

7-Los médicos recomiendan hidratar los labios con frecuencia con un bálsamo labial.

8-Con la quimio, las uñas se vuelven frágiles, secas, se abren en capas. Esto suele desaparecer al terminar el tratamiento, pero no viene mal cuidarlas.

9- Las uñas se deben limar pero no demasiado cortas, es importante aplicar una crema o aceite y también un extra de vitaminas y nutrición siempre va bien si están dañadas, quebradizas y apagadas.

10-En cuanto a los productos que ayudan a crecer las pestañas y las cejas, los expertos advierten: “Mientras el paciente está en tratamiento con quimioterapia o radioterapia no es conveniente utilizar estos productos porque pueden interferir en su actividad. Una vez terminado el tratamiento (y pasados 28 días aproximadamente) ya se puede”, aclara la Dra. María Dolores Benito, especialista en Medicina Oncológica y Estética (Valencia).

¡Atención! Si se hacen tratamientos relajantes (no masajes), que sea sin aceites esenciales dada su elevada biodisponibilidad cutánea.

Shopping:

CLINIQUE Extra Gentle Cleansing Foam (27€)

Jabón facial testado dermatológicamente que retira suavemente la suciedad, grasa e impurezas de la piel con una mezcla de detergentes suaves (libre de sulfatos) e ingredientes calmantes.

MARÍA D’UOL Beauty Cream- Oncology (66,50€)

Crema nutritiva, hidratante, regenerante, reparadora y antiinflamatoria. Agradable textura y aroma floral. Actividad anti-inflamatoria, disminuye el enrojecimiento y alivia la irritación. Para usar día y noche.

DARPHIN Intral escudo protector SPF 50 UVB/UVA (40€)

Protector solar (con filtros físicos, los adecuados para pacientes oncológicos) en forma de fluido ligero y delicado especial para piel sensible. En farmacias y parafarmacias.

LA ROCHE POSAY Silicium (13€)

Tratamiento de uñas fortificante y protector, enriquecido con silicio y con propiedades reparadoras. En 15 tonos.

En Styleprivé disponemos de servicio de manicura orgánica con esmaltes free libres de productos químicos que cuidan y protegen la uña. Si quieres darte un descanso puedes solicitar un servicio de manicura orgánica a domicilio aquí.

MAVALA Nailactan (19,99€)

Nutre la uña desde la raíz, para prevenir su deshidratación y ayudarla a restaurar su elasticidad desde su base y, por lo tanto, aumentar su resistencia. Su uso diario garantiza la mejora de las uñas.

BIOXÁN Neo (32,90€)

Crema corporal regeneradora intensiva con vitamina E.

M2 BEAUTÉ Eyelash Activating Serum (145€)

Sérum estimulador del crecimiento pestañas. Actúa sobre la raíz de las pestañas, alargando la fase de crecimiento y retrasando su caída. Las nuevas pestañas crecen más largas, densas y curvadas.

 

Si quieres estar al día de más novedades regístrate aquí