Sigue el paso a paso creado por nuestros maquilladores profesionales a domicilio.


Foto: vía Popsugar

Todas sabemos pasarnos la barra por la boca pero, ¿cuántas de nosotras sabemos maquillar los labios perfectos, como salen en las revistas de moda y belleza? Si bien es cierto que muchas veces esta es una misión que debemos dejar en manos de los maquilladores profesionales, también lo es que con las herramientas adecuadas y un buen paso a paso, cualquiera de nosotras lo puede lograr.

Preguntando a los profesionales del maquillaje a domicilio que trabajan con nosotros, hemos detectado unos trucos en los que muchos coinciden. Con ellos podrás dominar la técnica y saber cómo maquillarse los labios para eventos importantes:

  1. Comienza la operación exfoliando muy ligeramente. Es importante que este paso sea muy suave y delicado ya que la piel que rodea los labios es altamente sensible. Céntrate en retirar las pieles muertas. ¿Cómo? Por ejemplo, con el gupillón de una máscara de pestañas antigua que previamente hayas limpiado a conciencia. Antes de pasarlo por los labios, pon un poco de cacao para que se deslice más fácilmente. Gracias a este sencillo gesto podrás maquillarte los labios de forma más fácil y el color deslizará mejor, sin cuartearse.
  2. Hidrata la zona de forma inteligente. No solo la semi-mucosa que después colorearás, sino también todo el contorno de labios. Si tienes arruguitas alrededor de los labios existen primers que las rellenan para que el color no migre por ellas. Si simplemente quieres unos labios más suaves antes de maquillarlos, usa un cacao de labios hidratante y nutritivo y deja que actúe un rato antes de empezar. Es importante que no deje rastro porque, de otra manera, el color no se podrá adherir correctamente y no durará mucho.
  3. Hazte con un espejo de aumento, un pincel y un tisú. El espejo porque ayuda a ser muy precisa con el pincel y a maquillar perfectamente el labio. El pincel porque la aplicación es mucho más precisa que si usas la barra directamente sobre los labios. Este paso es muy sencillo pero marca la diferencia entre un buen maquillaje y un maquillaje excepcional. Del tisú hablamos luego.
  4. Aplica corrector iluminador en el contorno de los labios. No demasiado, lo justo para que te ayude a dar un efecto volumen y delimitar el espacio a maquillar.
  5. El paso fundamental para cómo maquillarse los labios es siempre perfilar. Sin perfilar no hay un labio perfecto. Con la ayuda de un lápiz perfilador del mismo color que el labial elegido, perfila los labios desde el centro hacia los extremos y rellenando el labio al mismo tiempo. Este paso hace que la barra se asiente mejor, no salga del labio y aguante mucho más.
  6. Si quieres que el color dure, hay un truco. Una vez maquillados, pon sobre tus labios un tisú de papel. Aplica un golpe de polvos translúcidos con una brocha sobre ellos. Una mínima cantidad de polvos atravesará el tisú y se posará sobre tus labios, fijando el color.
  7. ¿Te sueles manchar los dientes? Mete el dedo gordo en la boca y, al sacarlo, verás cómo los restos de labial se han quedado en él, impidiendo que manchen los dientes.

Si quieres que un maquillador prefesional te maquille a domicilio, clic aquí.