La mirada extra-ahumada y unos labios góticos van con cualquier look


Looks de belleza de los desfiles de Yohji Yamamoto y Altuzarra (vía Livingly)

Si sales de fiesta la noche de Halloween, probablemente sepas de qué hablamos. Entre todas las mujeres invitadas, siempre es fácil distinguir dos tipos de disfraces: los que quieren dar miedo y los que quieren gustar.

A estas segundas nos dirigimos hoy. Porque nadie dijo nunca que un disfraz de personaje de miedo no pueda ir de la mano de un sofisticado maquillaje de Halloween en el que no son necesarias verrugas, sangre, cicatrices ni trozos de carne colgando.

Así que si la noche de Halloween sales a gustar, imagina que eres un personaje de la noche, mágico, con tu punto de maldad… y visualízate con tu mejor estilismo y un maquillaje que tiene dos claros protagonistas: La mirada extra-ahumada y unos labios góticos.

Para hacer un maquillaje de ojos con efecto ahumado necesitas un lápiz negro de mina blanda, una sombra de ojos negra o gris oscura y un pincel bueno para difuminar. Se trata de conseguir un efecto como de humo (por eso se llama ‘smoky eye’)

Paso a paso del smoky eye:

1. Con el lápiz empieza a delinear el ojo. Te sirve una línea gruesa, aunque no esté recta, ya que luego la vas a tapar con sombra y a difuminar. También pinta la línea bajo las pestañas inferiores.

2. Con el pincel, desdibuja la línea hacia fuera.

3. Con la sombra de ojos, crea una zona más oscura en el extremo del ojo. Difumina para mezclar la sombra con el lápiz, barriendo y tratando de dejar una zona más oscura hacia fuera y más ahumada (grisácea) hacia arriba y hacia dentro, hacia el lagrimal.

4. Para terminar, aplica un poco de sombra de ojos color hueso en la zona del lagrimal y debajo justo de la ceja.

5. No olvides un par de capas de máscara de pestañas.

Cómo son los labios góticos perfectos:

Píntalos en berenjena, en azul oscuro casi negro, en berenjena o en marrón, incluso en granate oscuro. En textura mate, semi satinado o con toques de gloss, con pigmentos rosados y dorados. 

Ahora bien, ten en cuenta que estos tonos oscuros son para labios carnosos. Si se aplica en labios muy finos o pequeños, produce el efecto óptico de que son aún más finos. En este momento, nos da igual porque se trata de dar imagen de miedo.

Para bocas pequeñas, un truco: Dar un toque de gloss en el centro para proporcionar un poco de efecto volumen.

Paso a paso de un beso gótico:

1. Planea un maquillaje ultraligero. La clave, además de una piel impecable y un toque de blush rosado, es un punto de iluminador en el lagrimal y mucha, mucha máscara de pestañas. Si se quiere hacer un maquillaje más nocturno, para fiesta, se pone más colorete y un eyeliner o un ahumado en marrón o negro. Eso sí, siempre con mucha máscara de pestañas.

2. Perfila y rellena el labio con un perfilador del mismo tono que la barra. Así el color resiste más horas y no se corre.

3. Si quieres conseguir un mayor contraste, puedes aplicar un poco de corrector en el contorno de los labios.

4. Aplica, con la ayuda de una borla, un poco de polvos translúcidos para sellar el perfilador.

5. Rellena de color tus labios con la barra. Para que el color dure más, hay otro truco: Retirar el exceso de producto presionando los labios sobre un tisú, poner una segunda capa de polvos translúcidos y reaplicar el color.

En cuanto al pelo, elige el estilo que mejor vaya al disfraz pero sin olvidar una premisa: a tope de sexy. Lo que más te favorezca: ondas surferas con una coronita de princesa, coleta alta atada con una cinta de cuero, melena tipo Morticia con diadema de tachuelas… ¡Ante todo, imaginación!

Y, por último, piensa de qué te disfrazarás. He aquí unas cuantas ideas directamente salidas de la pasarela internacional otoño-invierno 2019-20.


Criada malvada (Alessandra Rich)
Caperucita Millenium (Anton Belinskiy)
La loca de los gatos (Ashley Williams)
La viuda negra (Christian Dior)
The black swan (Blumarine)

Reserva tu maquillaje de caracterización para Halloween en Styleprivé.